Historia

Uno de los mapas más deseados para una colección sobre Texas

Importante carta náutica para la historia de Texas, impresa a gran escala del territorio de Texas y del Golfo de México basada en sondeos y exploraciones reales. Es una de las primeras cartas en nombrar las Bahías de Galveston y Bernardo (Matagorda) en Texas.

La exploración fue realizada por José Antonio de Evia entre 1785 y 1786, nombró la Bahía de Galveston en honor a Bernardo de Gálvez, gobernador interino de Luisiana y posteriormente virrey de la Nueva España; las exploraciones y sondeos de José Antonio de Evia son considerados como el mejor trabajo sobre el Golfo de México en el Siglo XVIII, representaron un avance importante en el conocimiento geográfico que se mantuvo durante muchos años como el prototipo de mapas del Golfo de México.

Fue utilizado por Alexander Von Humboldt y John Melish para la realización de sus mapas, y no fue hasta la publicación del mapa de Austin en 1830 que la configuración introducida en la Carta esférica fue reemplazada.

Lote 152.

Carte des Còtes du Golfe du Mexique.
París, 1800.
Mapa grabado, 89.3 x 59.5 cm.
Importante Carta Náutica sobre Texas

Estimados: $25,000.00 – $40,000.00 MXN.

El Archivo General de Morton

La otra cara de los destilados

Se tiene conocimiento que detrás de los grandes destilados existe una historia que involucra dentro de su descubrimiento a médicos y alquimistas que hace muchos años no buscaban encontrarse con bebidas que hoy en día degustaríamos en fiestas o reuniones, ellos en su lugar buscaban remedios medicinales para ciertos padecimientos.

Tal es el caso del whisky, este destilado contiene ácido elágico que ayuda a prevenir la demencia senil y derrames cerebrales. Esta bebida también contiene un bajo índice de azúcar y grasa.

El vodka, en un principio se utilizaba con fines medicinales por su bajo nivel de sodio ayudaba a las personas que padecían de hipertensión o tenían exceso de colesterol en la sangre.

La Ginebra a base de baya de enebro, era utilizada para calmar el  dolor de garganta, mareos y nauseas además de quitarle el frío a los Rusos.

Existen diferentes destilados y fermentados que se descubrieron por accidente o en busca de algún medicamento, un ejemplo de ello es el vino tinto, que es fundamental en la dieta mediterránea por sus propiedades antioxidantes.

Por eso lo invitamos a nuestra subasta de Vinos de Colección, Uso diario y Destilados que se llevara a cabo el próximo 03 de abril en nuestro salón de subastas ubicado en Monte Athos #179, donde podrá encontrar grandes destilados y vinos de colección.

Subasta de Oportunidades

Paulina Greenham nos cuenta su experiencia en la Subasta de Oportunidades

En el corazón de la ciudad de México, se encuentra el salón de subastas de Sadi Carnot 16, desde donde Paulina Greenham, nos cuenta su experiencia y las maravillas que ahí encontró, acompáñala en su recorrido a través de este video y te esperamos cada sábado a las 11 am.

Historia

La Ruina

La ruina es un concepto aplicado al mundo del arte, específicamente en la teoría del mismo, que principalmente se fue abordando con más fuerza en el Siglo XIX.

Uno de los primeros en aplicarlo, fue  Diderot desde el punto de vista de lo imperecedero, en el sentido de que es eterna. La seguridad y la libertad son factores importantes en la ruina. Por este aspecto la ruina se vuelve algo respetable. Esto es complementado por lo que dice Georg Simmel que la ruina crea la forma presente de una vida pasada.

El Siglo XX cambia el concepto de ruina, con Adrián Stokes aparece una nueva plasticidad que cambia el sentido artístico, sin embargo la idea de la ruina como majestuosa no cambia, si la ruina está hecha de piedra, siendo el único material que resiste el maltrato de sustancias químicas, como se ve en las catedrales inglesas en la segunda guerra mundial. Jaques Derridá se relaciona con esta explicación, el maneja que la ruina es una experiencia en sí misma y aplica el termino de memoria e incluso melancolía para realzar la importancia de la ruina.

Busto del Laocoonte.
Siglo XX.
Elaborado en fibra de vidrio.
Acabado simulante de cantera.

Busto grecorromano.
Siglo XX.
Elaborado en pasta.
Acabado de mármol

Le Corbusier anuncia un cambio en la producción moderna, en el cual las maquinas se vuelven un centro de atención y parte de la vida humana. En contraste Andreas Huyesen ve al concepto de ruina como romántico y nostálgico, donde lo clásico, en el Siglo XVIII se remontaba a la ruina y esta tiene un sentido auténtico y aurático.

Anthony Vidler piensa dos cuestiones en base a la ruina, las cuales son: hacer énfasis en el cuerpo como base arquitectónica y escultórica, como el renacimiento y su arquitectura y escultura humanista. Y segundo, se añaden las emociones, por lo que la arquitectura y escultura provocan sentimiento de miedo y terror.

Otro autor, es James Lingwood quien menciona dos formas para poder manejar la ruina actualmente: la primera es poniendo de ejemplo a los Becher, evocando la ruina de manera industrial, en sus fotografías de edificios de fábricas y el otro seria Smithson, basándose en los desechos y materiales como el asfalto, creando una ambientación estimulada por el mismo.

En Morton Subastas tenemos una amplia selección de obras que fácilmente establecen un vínculo importante sobre el concepto de la ruina, en este caso aplicado a las artes y las artes decorativas con gran relevancia histórica, cultural y estética.

Historias de un Coleccionista
Por Luis C. López Morton Z.

Joseph Duveen

Mi papá, desde hace muchos años, me comentaba que su papá (mi abuelo) siempre platicaba de un libro escrito por S.N. Berhman (publicado en 1952) sobre un anticuario y vendedor de pinturas que se hizo famoso por su forma de comprar y vender no siempre ortodoxa, pero sí muy grande y conocido por la venta del Niño Azul de Thomas Gainsborough, una pintura tan famosa como puede ser la Mona Lisa de da Vinci.

Así es que cuando uno va al Museo Metropolitano de Nueva York, a la Galería Nacional en Washington, a la Galería Frick en Nueva York, al Museo de Norton Simon en Pasadena, California, a The Huntington en San Marino, California, puede ver las  donaciones de pinturas y antigüedades que hicieron grandes hombres de la industria y los negocios como Morgan, Frick, Huntington, Widener, Bache, Mellon, Kress, lo que no se sabe es que todas estas donaciones no hubieran sido posibles sin la habilidad del más famoso vendedor de artes y antigüedades de todos los tiempos, Joseph Duveen, quien logró que estos hombres las compraran y cuando algunos de ellos le dijeron que ya no tenían paredes para colgar tanta pintura, les aconsejó que hicieran un museo.

El mayor de 13 hermanos, hijo de Joel Duveen, un comerciante de porcelanas, tapices y tapetes, emigrado de Holanda a Londres, Inglaterra en el año de 1866, poseía un gran ojo para ver y reconocer pinturas de los viejos maestros bajo capas y capas de barnices decolorados y oxidados, a eso fue lo que se llamó el “Duveen’s eye”; fue el maestro que le enseñó a su hijo Joseph los secretos de la estrategia de la venta de pinturas a la que se empezaron a dedicar por ser mucho más lucrativa y excitante que las porcelanas y otros objetos y que perfeccionaría en el tiempo.

Joseph Duveen, a los 29 años, ya manejaba el negocio de la pintura de viejos maestros –Old Masters– en Londres, y se dio cuenta de que en Estados Unidos de América lo que había eran millonarios sin arte y lo que sobraba en Inglaterra eran aristócratas con colecciones de pintura muy completas, pero con falta de dinero e impuestos por pagar… “Europe has a great deal of Art, America has a great deal of money” decía.

En esa época, esos aristócratas británicos poseían pinturas de Botticelli, Giotto, Rafael, Rembrandt, Bellini, Gainsborough, Watteau, Velázquez, Vermeer, Tiziano, mientras que los nuevos ricos americanos todavía no sabían que las deseaban hasta que apareció Duveen, ellos no tenían nada y comprando estas obras no solo compraban una obra de arte sino también status.

Para satisfacer tanto a vendedores como a compradores, Duveen cruzó más de cien veces el Atlántico, se relacionó con el más importante conocedor de pintura italiana del Renacimiento de la época Bernard Berenson, que le ayudaría a vender autentificando, certificando y atribuyendo, en muchos casos, pinturas muy cuestionables. De esto nos platica Meryle Secrest en su libro Duveen, A Life in Art (2004); muy recomendable biografía junto con el libro de S.N. Berhman, para aquellos que gustan del mundo y del comercio de arte.

Ambos libros cuentan anécdotas fantásticas de un hombre que hizo de la venta de pinturas un arte. Andrew Mellon comentaba que “Las pinturas nunca se vieron tan bien, excepto cuando Duveen estaba frente a ellas…” y la frase que lo pinta como lo que era, nos dice Kenneth Clark (Historiador y Director de Museos) “Cuando Duveen estaba cerca era como si todos en la habitación hubieran bebido cada uno dos tragos…”. Un verdadero conocedor de la naturaleza humana y además conocedor de los secretos de sus clientes por la red de informantes con la que contaba, valets, mayordomos y criados que pasaban a la nómina del gran Duveen y estos le daban los pormenores de sus amos.

Lecturas divertidas. Es el nacimiento de cómo el arte se convirtió en comercio.

Recomendaciones
Primera Gran Subasta de Pintura y Escultura en el Salón Monte Athos

Este jueves celebraremos nuestra primera subasta especializada en Pintura y Escultura; en Morton Subastas hemos notado el creciente interés de nuestros  coleccionistas en especializar sus acervos, para apoyarles en esta búsqueda y selección de las obras que puedan agregar a sus colecciones es que decidimos especializar nuestras ventas.

En la Subasta de Pintura y Escultura, encontrará desde obras con estimados menores a $10,000 pesos, ideales para comenzar una colección, con artistas de excelentes trayectorias, por ejemplo: Sofía Bassi, Julio Chico, Víctor Cha’ca, Julia López y Osvaldo Plasencia; del mismo modo encontrará obras importantes, dignas de un acervo institucional, sobresalen las de Francisco Corzas, Jorge González Camarena, Pedro Coronel y Sergio Hernández.

Lo invitamos a visitar la exposición y conocer las obras a detalle, en cada pincelada y volumen podrá identificarse con el color y la historia del arte de las últimas décadas y si requiere más información, nuestras especialistas podrán asesorarle. Lo esperamos en la subasta el próximo jueves 4 de abril.

¿Tienes alguna duda?: