Recomendaciones

Torres-García y otros artistas de América del Sur

Nuestra próxima Subasta de Arte Latinoamericano es un recorrido que te llevará de México a distintos rincones de nuestro continente. Conocer Sudamérica a través de la mirada de artistas nacidos en Argentina, Chile, Colombia, Perú, Uruguay y Venezuela, es una de las experiencias que destacan en esta ocasión.

Reconocido internacionalmente por su lenguaje plástico, así como por  haber legado el Taller Torres García o Escuela del Sur, un taller de trabajo y de enseñanza colectiva de arte y pintura basada en el Universalismo constructivo, Joaquín Torres-García es uno de los más cotizados artistas latinoamericanos a nivel mundial. Nacido en Uruguay, fue pintor, escultor, maestro, escritor, filósofo y teórico del arte, afortunadamente sus herederos han perpetuado su obra y archivo en el museo que tiene su nombre y que fue fundado en la ciudad de Montevideo a mediados del siglo pasado. En esta subasta estamos honrados de contar con dos obras representativas de distintos periodos de su formación: “Bodegón” (lote 104), un óleo de 1927 y “Plaza de Bruselas” (lote 97), una pintura que data de la década de 1940.

Del también nacido en Uruguay, Ignacio Iturria, se incluyen dos obras que resultan excelentes opciones para diversificar una colección y orientarla al arte latinoamericano. El tercer representante de esta nación es  Bruno Widmann, con una obra en su inconfundible estilo.

Roberto Matta es quizá el artista chileno con mayor presencia en importantes acervos de museos de América y Europa, su obra con tintes surrealistas es apreciada por los más importantes coleccionistas de Arte Latinoamericano; en el catálogo podrás apreciar dos pinturas en técnicas muy distintas y por tanto sus propiedades expresivas.

Lote 97.

Joaquín Torres-García
(Montevideo, Uruguay, 1874 – Montevideo, Uruguay, 1949)
Plaza Bruselas, ca. 1940
Firmado
Óleo sobre cartón
Estimados: $600.000.00 – $800,000.00 MXN.

Lote 104.

Joaquín Torres-García
(Montevideo, Uruguay, 1874 – Montevideo, Uruguay, 1949)
Bodegón
Firmado y fechado 1927
Óleo sobre tela
Estimados: $1,000,000.00 – $1,800,000.00 MXN.

De Argentina, la propuesta contemporánea de Claudio Gallina, quien plantea imágenes que abordan la nostalgia y una constante fascinación por la relación del individuo y su entorno, ya sean paisajes naturales o arquitectónicos. La exploración de la abstracción geométrica y de campos de color, en la pintura de Kazuya Sakai, artista de ascendencia japonesa cuya investigación es clara en la serie “Genroku”, a la cual pertenece la obra que podrás disfrutar en nuestra exposición. Y también propuestas abstractas en el arte óptico de la porteña Lao Gabrielli, así como en la espléndida  serigrafía del venezolano Carlos Cruz-Diez.

Colombia cuenta como representantes a los pintores Eduardo Ramírez Villamizar, con un extraordinario autorretrato laureado por la crítica por su “pulcritud; armonía, gusto y fuerza en el color”; así como una obra en técnica mixta del expresionista Leonel Góngora.

La pintura peruana contrasta en las propuestas de Alfredo Alcalde García y Benito Cerna, quienes actualmente gozan de amplio reconocimiento, el primero por su extraordinario manejo del color en escenas fantásticas y teatrales, el segundo por la manera perfeccionista en que retrata el cuerpo humano y los objetos simbólicos con que lo acompaña.

El catálogo de esta subasta ya está disponible en mortonsubastas.com

Noticias

Subasta en línea de obra gráfica de Maestros Europeos y Latinoamericanos

La obra gráfica es una parte importante del mercado de arte, sobre todo gracias a su proceso de creación que al tratarse de varias técnicas que permiten su reproducción sin perder su calidad y originalidad, crean un vinculo especial y mucho más accesible con el espectador. Muchos son los artistas que han optado por trabajar a través de las diversas técnicas que existen, como lo son la serigrafía, grabado, litografía, xilografía, etc.

Para nosotros en Morton Subastas es importante dar a conocer a nuestros clientes estas formas de acercarse al arte, es por eso que te invitamos a participar en nuestra subasta en línea en la plataforma Bidsquare desde el 22 abril hasta el 13 de mayo, donde podrás encontrar trabajar de artistas consagrados como Carlos Cruz-Diez, José Luis Cuevas, Fernando García Ponce, Gabriel Macotela, entre otros. Te invitamos a consultar el catálogo completo de obras, donde seguro alguna de estas llamará tu atención. Participa y te esperamos en línea.

Lote 22.

Carlos Cruz-Diez
Composición para los J.O.

Noticias

Nuevas Subastas de Estilo de Vida

Las nuevas Subastas de Estilo de Vida, engloban un sinfín de piezas que puedes encontrar cada sábado en nuestro salón Cerro de Mayka 115, no solo se trata de piezas de decoración, entre joyería,  muebles de diseño, vinos y destilados tenemos todo lo necesario para complementar tu día a día. Los objetos clave que se adaptan a la perfección a todos estilos y presupuestos.

Por todo lo anterior, queremos invitarte a las nuevas Subastas de Estilo de Vida, todos los sábados en el salón Cerro de Mayka 115, esquina Sierra Paracaima, en punto de las 11 am.

El Archivo General de Morton

Johann Moritz Rugendas, (Alemania, 1802-1858)
Interior de la catedral de Lima

“Viajar tiene siempre la virtud de que uno sigue estudiando y anda con los ojos bien abiertos”.
Rugendas, carta a su hermana fechada en la Ciudad de México el 31 de marzo de 1832.

 

Johann Moritz Ruendas nació en Augsburgo en el seno de una familia de artistas que había alcanzado gran renombre gracias a Georg Philipp I (1666-1742), pintor de caballos y batallas de la tercera generación. Rugendas creció sabiéndose miembro de una dinastía de pintores con más de 200 años de existencia. Realizó sus primeros estudios en el taller de su padre Johan Lorenz Rugendas (1775-1826), después con el pintor de caballos y batallas Albrecht Adam (1786-1862) y posteriormente en la Academia de Múnich.

En 1821 el joven pintor fue contratado por el naturalista Georg Heinrich von Langsdorff para participar en una expedición científica a Brasil que cambiaría para siempre el rumbo de su producción artística. En este viaje pudo realizar sus ideales románticos de explorar el Nuevo Mundo y contribuir a su difusión y estudio en Europa. Se familiarizó con la vida en el trópico, pintó a la población nativa y a los esclavos negros (con una visión abolicionista) y muchas escenas costumbristas. Le tocó presenciar, además de las exóticas flora y fauna, la declaración de la independencia política del país. A partir de entonces estuvo siempre interesado en la exploración de países americanos.

A su regreso a Europa en 1925 decidió viajar a París, en donde conoció a Alexander von  Humboldt (1769-1859) quién se convertiría en su mentor y le haría muchas recomendaciones para sus futuros viajes americanos. También fue importante el viaje que emprendió a Italia en donde se familiarizó con las distintas posibilidades que ofrece el boceto al óleo—como el que presentamos aquí—, en la medida en que permite aprehender el paisaje con los colores. Este tipo de estudios podían hacerse directamente frente al objeto o inmediatamente después en el taller, basándose en dibujo a lápiz. También aprendió esta técnica de la obra del pintor alemán Carl Blechen (1798- 1840), quien fue un maestro en capturar las características atmosféricas de un instante en sus bocetos al óleo basados en la observación directa.

Además de dedicarse a la pintura de paisaje, Rugendas se propuso en su calidad de pintor viajero, la misión de ilustrar las formas de vida de la población por medio de escenas costumbristas, como lo muestra esta vista al interior de la catedral de Lima. Durante su prolongada estancia en América, de 19 años en total, el gran pintor logró aprehender en profundidad los más diversos aspectos de la vida en el Nuevo Mundo (Diener, 1994). En Perú (de 1842 a 1845) descubrió la exuberancia del barroco virreinal, aun cuando en esa época posterior a las independencias americanas había poca apreciación del gran valor artístico de esta arquitectura que recordaba al dominio colonial europeo.

En el lienzo que aquí presentamos el artista captura con pinceladas rápidas a los feligreses en movimiento y como sorprendidos en medio de sus actividades cotidianas, incluyendo a un par de niños: uno que tira de la mano de su madre y otro que se desliza por un barandal de hierro. Logra representar con manchas de color la forma de un retablo de madera dorada y nos deja ver la monumentalidad de los altos muros del templo comparada con la escala humana. Cerca de la puerta un grupo de gente se reúne alrededor de una imagen cubierta con un toldo y probablemente lista para salir en procesión. Es definitivamente una escena que nos transporta a aquel efímero momento, conservado para siempre gracias a la atenta mirada del artista viajero.

Historias de un Coleccionista
Por Luis C. López Morton Z.

 

La Guitarra Bouchet

Una de las experiencias más memorables que he tenido en mi vida es el haber asistido a las exhibiciones previas de subastas de instrumentos musicales, me ha tocado estar en Sotheby’s, Christie’s y Bonhams en Londres, así como en Skinner en Boston.

Estas exhibiciones son muy particulares sobre todo por los compradores que llegan de todo el mundo a revisar los instrumentos que van a salir a subasta. Obvio que en su mayoría son músicos profesionales interesados ya sea en un violín, una viola, una flauta, una guitarra y son, en muchos de los casos, artistas conocidos que están buscando un nuevo instrumento con otro sonido; de nuevos la mayoría de los instrumentos no tienen nada ya que están fabricados, muchos de ellos, en el siglo XVII, pasando por el XVIII y XIX, llegando hasta nuestros días.

Lo maravilloso de estar en la exhibición es escuchar cómo prueban los instrumentos, cómo los toman, los revisan y en un momento les dan una buena tocada, bajo los ojos de los especialistas de la casa de subastas que van proporcionándolos y volviéndolos a colocar en la exhibición.

Hace ya alrededor de 10 años en un viaje a Londres hice una cita con el especialista de instrumentos musicales de Christie’s South Kensington. Yo llevaba un fajo de fotografías de alrededor de seis violines, de personas que los querían vender aquí en México, así como las fotografías de una guitarra que me dio el papá de uno de mis concuños, él, un profesional de la guitarra que me dijo que quería ver qué estimados de subasta le ponían a su guitarra.

Llegué a Christie’s a la hora acordada y salió un joven de unos 38 años, muy alto, con los pelos casi hasta el hombro, sin traje ni corbata, más bien muy informal e inmediatamente le di el fajo de fotografías. Fue pasándolas con cierto detenimiento y cuando me di cuenta ya habían pasado todas las de los violines y venía la de la guitarra. Desde la primera foto la apartó en otro montón, terminó de revisarlas y descartó todos los violines. Me dijo que la Bouchet le interesaba mucho.

En ningún momento le dije que era una Bouchet. Él se quedó más sorprendido con la historia que le platiqué y que me había contado el papá de mi concuño y es que éste, conociendo la fama y cómo sonaban las guitarras Bouchet, fue a Francia a la casa de Robert Bouchet (1898-1986). Cuenta que tocó a la puerta y pidió hablar con el Maestro Bouchet, le preguntaron que para qué y dijo que quería comprar una guitarra, en ese momento le dijeron que el Maestro era muy mayor y que no tenía nada que vender. Se fue, al día siguiente volvió y sucedió lo mismo, así hasta el cuarto día en el que el Maestro hizo que entrara a su casa y le preguntó que para quién quería la guitarra, él le contestó que para él, en ese momento el Maestro sacó una guitarra, se la dio y ordenó que la tocara, y así lo hizo; por la forma como tocó convenció a Bouchet para que le vendiera una guitarra y según platicó fue la última que fabricó este laudero.

La historia convenció más al especialista de Christie’s South Kensington, quien me dio las instrucciones de cómo transportarla de la Ciudad de México a Londres y también los estimados de venta en subasta de 30,000 a 40,000 libras esterlinas.

Ya de vuelta en la Ciudad de México le di toda la información al papá de mi concuño, quien prefirió seguir tocando su Bouchet.

Recomendaciones

Pedro Ramírez Vázques, el coloso de la modernidad mexicana

Inmerso en la historia de la arquitectura y el diseño mexicano y latinoamericano se encuentran diversos nombres de celebrados personajes, que a lo largo de su trayectoria lograron impactar por su creatividad e innovación. Sin duda uno de estos destacados personajes fue el maestro Pedro Ramírez Vázquez, el cual es considerado como uno de los principales exponentes del modernismo mexicano en cuanto a la arquitectura y el interiorismo. Un hombre cuya visión, no se limitó al trabajo en concreto y metal, sino también desarrolló su talento hacia las ramas del mobiliario, las artes decorativas y el urbanismo.  Creador de icónicas estructuras como el Museo Nacional de Antropología e Historia, el Estadio Azteca, el Palacio Legislativo de San Lázaro y por supuesto la Basílica de Guadalupe, todos estos inmuebles ubicados en la Ciudad de México.

En su faceta de diseño, Ramírez Vázquez incursionó en la vorágine de modernidad inspirada en la corriente del Mid Century Modern, destacando por sus creaciones que lograban conjuntar la practicidad, estilo, colorido y funcionalidad. Todo lo anterior plasmado en sillas, bancas, mesas y objetos de corte decorativo, cada uno de ellos con un toque que remite a la modernidad, pero con detalles presentes en el imaginario mexicano.

Para nuestra subasta especial de Diseño de Siglo XX, no podría faltar ejemplares de tan elevado diseñador y arquitecto. Uno de los lotes destacados se trata de una banca elaborada en acero, comisionada por el gobierno del Estado de México durante los años 70, para los municipios de Lerma, Ecatepec, Cuatitlán, entre otros. Cuya finalidad fue dar realce al urbanismo mexiquense. Un elemento por demás raro de encontrar y cuyo valor no sólo se puede medir a partir de lo estético, sino también de la funcionalidad y como un registro del desarrollo y progreso acorde a su tiempo.

Los invitamos a consultar nuestro catálogo digital y a asistir a nuestra exposición previa a la subasta, donde podrá encontrar magníficos ejemplos de la modernidad mexicana de los diseñadores más celebrados.

Pedro Ramírez Vázquez
(México, 1919 – 2003)
Años 70
Banca
Estructura de acero calado y modelado
Estimados: $40,000.00 – $50,000.00 MXN.

¿Tienes alguna duda?: