Historias de un Coleccionista

Por Luis C. López Morton Z.

 Visita a Los Ángeles, California. Getty Villa

Cruzo caminando de Tijuana a San Diego por la Garita de San Ysidro, tengo entendido que la inauguraron a finales de 2018. Ya llevo mi permiso comprado el día anterior para internarme hasta Los Ángeles. Hay poca gente, por lo que el cruce es bastante rápido, son las nueve de la mañana y tengo que estar en una cita en Los Ángeles a las 13:30 horas.

Pasando el cruce tomo un taxi al aeropuerto de San Diego donde me espera un Mustang blanco convertible que Ted, mi hijo, rentó en Hertz, él está volando de la Ciudad de México a Los Ángeles mientras que yo voy a manejar las casi dos horas y media de camino también a Los Ángeles, dependiendo el tráfico.

Me entregan el auto y tomo la I-5, la ruta más corta. Me hubiera gustado ir por la carretera escénica o tomar el Amtrack, pero tenemos la cita y quiero llegar a tiempo. Manejo toda la ruta sin contratiempos, llego a las 13:00 horas al hotel en Sunset Boulevard, con suficiente tiempo para la cita que es cruzando la calle frente al hotel, ahí me encuentro con Ted que viene del aeropuerto y entramos al mismo tiempo al restaurante donde acordamos la reunión.

Después de la reunión, Ted y yo caminamos por Sunset y entramos a una librería de estas que desde el aparador dan ganas de entrar, está muy bien surtida, muy bien acomodada y lo que me gustó mucho, no sólo de esta librería sino de las otras dos que visitamos en este viaje, es que en los estantes donde se muestran los libros tienen una tarjeta que trae algunos datos referentes al libro en el mismo, así como la recomendación y comentarios de alguien que ya lo leyó.

Después de caminar un buen rato en Sunset, Ted y yo regresamos al hotel y hacemos el plan para visitar la Getty Villa al día siguiente y buscar la tienda de Rowing Blazers en Brentwood (Santa Mónica) para comprar una camisa que trae un Dios Azteca sacado del Códice Borgia, como la que le vimos puesta al Embajador de Estados Unidos en México.

Getty Villa

Salimos del hotel a eso de las diez y media de la mañana con un cielo azul perfecto, y perfecto fue ir con el Mustang descapotado, aunque hacía un poco de aire frío. El GPS nos dio la ruta y la seguimos, siendo sábado nos encontramos mucho tránsito de autos clásicos y convertibles circulando por el Pacific Coast Highway, además de muchísima gente en motocicleta y como la autopista (más bien avenida) va junto al mar, había muchas camionetas y automóviles que llevan en el techo sus tablas para surfear, se van estacionando y los vemos caminando en la playa con sus trajes de neopreno cargando las tablas para meterse al mar y deslizarse en ellas sobre las olas. Hay también mucha gente corriendo, haciendo ejercicio y paseando a sus perros, todo muy organizado, lo veo con envidia y ganas de bajarme.

El GPS nos lleva exactamente y pasamos por la entrada a la Getty Villa que se encuentra en Malibú, exactamente en una colina frente al mar. Fuimos entrando con el auto a un estacionamiento muy bien organizado, previo a esto pasamos dos casetas donde nos fueron dando las instrucciones de cómo seguir y que nos iba a costar veinte dólares el estacionamiento, es lo único que pagamos porque la entrada es libre. Increíble que no se pague, sobre todo por lo que íbamos a ver.

Un poco de historia

Jean Paul Getty (Minneapolis, Minnesota, 1892 – Reino Unido, 1976) tenía dos pasiones: los negocios y el arte. Haciendo buenos negocios y heredando empezó a coleccionar en los años treinta, le fascinaban las antigüedades y comenzó a formar una colección de arte clásico que fue creciendo hasta ser una de las más importantes en los Estados Unidos.

En 1945 Getty compra 64 acres (aproximadamente 260,000 metros cuadrados) en una colina frente al mar en Malibú, California donde se construyó una casa que fue llenando con arte y antigüedades griegas y romanas, muebles franceses del siglo XVIII y mucha pintura europea y empezó lo que es hoy el museo, abriendo periódicamente al público la casa para mostrar su colección.

Para el año de 1968, Getty decide construir una Villa Romana y mostrar su colección, esta será modelada como la Villa dei Papiri de la ciudad de Herculano en Italia, que posiblemente fuera la casa del suegro de Julio César y que fue sepultada por el volcán Vesubio en el 79. Los restos de la villa fueron descubiertos y excavados por primera vez por Karl Jakob Weber en 1750 y se encontraron con una villa más lujosa de lo que hubieran imaginado.

Empieza la reconstrucción de la casa de Getty en 1970 y en 1974 abre al público como museo, todo supervisado por el historiador Norman Neverburg, que siguió los detalles para que fuera como una Villa Romana.

Una vez que estacionamos el coche subimos a lo que es la villa, por las escaleras que llegan a un anfiteatro frente al edificio principal, y un piso más arriba hay una terraza muy grande donde desayunamos antes de visitar todo el museo.

Empezamos la visita una vez comidos y fuimos recorriendo sala por sala; tengo que aclarar que, si realmente alguien quiere ver todo lo que hay en el museo con detalle, se requiere más de un día. Además de las salas con la colección permanente, el día que fuimos había una muestra espléndida de Asiria que va a estar expuesta hasta el mes de septiembre del 2022. Se trata de obras maestras prestadas por el Museo Británico; son relieves que pertenecieron al Palacio Antiguo de Iraq, una verdadera maravilla.

Dimos la vuelta por los jardines, las fuentes, por todas las salas, encontrando un tesoro más grande que el otro, vasijas, bronces, mármoles, joyería, esculturas, en pocas palabras 7,000 años de arte antiguo, desde la Edad de Piedra hasta la caída del Imperio Romano. ¿Qué es lo que más nos gustó? TODO, la visita fue fantástica y como siempre acabamos visitando la tienda del museo donde le compré unos aretes a Patti, mi esposa, y un par de pies de bronce como de 2 cms para la vitrina en mi casa que está llena de curiosidades.

Ya no hay espacio para platicar de Rowing Blazers, la tienda de la camisa del embajador, esto ya será la semana que entra.

MOBILIARIO FRANCÉS

Conoce los 6 estilos característicos del Mobiliario francés

A lo largo del tiempo Francia se ha destacado a nivel mundial por ser el país encargado en marcar pautas dentro de diversos ámbitos culturales. Sin embargo, uno de los más importantes ha sido su influencia en los diferentes estilos de las artes decorativas; aplicadas principalmente en el mobiliario. Este arte revolucionó el diseño, dejando a un lado el ser considerada como un “arte menor”. 

Por otro lado, el trabajo de los ebanistas y decoradores de todas las épocas de cada monarca francés quedaron plasmados en los muebles, por lo que esto los posicionaría como grandes referentes de la arquitectura y la historia del arte.

A continuación te enlistamos las etapas de los estilos más emblemáticos del Mobiliario Francés:

1.- Luis XIII

Austero y arquitectónico, los muebles poseían un aspecto claramente geométrico con una decoración gruesa y pesada. El «giro», una técnica característica en la que los husillos de madera eran formados con cinceles y gubias mientras giraban a través de un torno. Este tipo de mobiliario era usado para la ornamentación.

2.- Luis XIV

El reinado de Luis XIV El Rey Sol, data desde 1643 hasta 1715, siendo el más largo de un monarca europeo. Durante esta época, las cómodas, las mesas de consola y los escritorios se hicieron populares, al igual que los espejos y candelabros. La decoración en forma de marquetería y pintura fueron inspirados en la mitología, la naturaleza y la guerra. Los elementos que más se destacaron en este estilo fueron el emblema real (el sol) y la flor de lis.

3.- Regencia

Entre los años de 1715 y 1723, Francia fue gobernada por el regente, Philippe d’Orléans, mientras que el rey Luis XV era demasiado joven para gobernar. Durante este período, los muebles comenzaron a presentar características del estilo rococó. Los asientos se hicieron más íntimos y cómodos. Este tipo de mobiliario se hizo popular, el cual se centró en la decoración de chapas (en bronce y dorado), marquetería de madera, estanterías y sillas de caña. 

4.- Luis XV 

Luis XV reinó sin su regente durante 50 años, el cual la cultura y las influencias francesas estuvieron en su apogeo con la fabricación de muebles. Las líneas curvas y la asimetría superaron a la geometría como el estilo elegido, y aunque los muebles se volvieron más prácticos y fáciles de transportar, no perdieron su elegancia. Por otro lado, introdujeron nuevos artículos como cajoneras, mesas de cartas, tocadores y escritorios enrollables. Asimismo, la ornamentación incluía temas exóticos, rostros femeninos, flores, conchas, palomas y delfines. Los temas orientales se generalizaron a medida que el comercio mundial se hizo más accesible.

5.- Luis XVI 

Los muebles creados durante el reinado de Luis XVI dieron una sensación más rústica que los estilos anteriores. Cada vez más, se usaron las mesas del comedor; la caoba se popularizó como un medio para la decoración, mientras que las líneas y los ángulos rectos regresarían al diseño de este mobiliario. No obstante, los motivos clásicos se volvieron típicos, mientras que los rostros humanos, la flora y la fauna siguieron siendo populares como motivos de decoración.

6.- Imperio

El estilo del Imperio se popularizó durante el reinado de Napoleón I y fue marcado como una continuación de los estilos neoclásicos, aunque de una manera más elegantes y opulentos. Napoleón centralizó la producción artística para que el diseño de los muebles fuera consistente. Este estilo se caracteriza por la ornamentación simétrica y por las formas grandes y sólidas.

JOYERÍA Y RELOJES 

Un breve repaso sobre la historia del reloj

Desde la prehistoria el hombre ha tenido la necesidad de medir el tiempo. El descubrimiento de lo que hoy en día portamos con gran facilidad en nuestros dispositivos inteligentes o artefactos de fina madera o joyería, data desde las más antiguas civilizaciones.

De acuerdo con los primeros datos históricos del reloj, los egipcios fueron los pioneros en el desarrollo de este importante invento. El pueblo egipcio observó y estudió por muchos años los fenómenos naturales como: las fases lunares, las mareas y el movimiento del sol. Dada su minuciosa investigación crearon el primer reloj solar; este nuevo artefacto elaborado de piedra indicaba los momentos del día según la sombra del sol.

Años más tarde se inventaron las clepsidras, relojes de agua que fueron usados en Babilonia, Egipto, Grecia y Roma por muchos siglos. Estos mecanismos se guiaban por medio de agua que pasaba de un recipiente graduado a otro, en el que poco a poco fueron incorporando diversos elementos como un flotador o marcas dibujadas en los envases que los ayudaba a calcular el tiempo de la noche y del día.

Las clepsidras serían un factor indispensable para ser los antecesores del reloj de arena. No obstante, los relojes de arena tenían el objetivo de medir el tiempo total de una hora sobre una escala dividida en cuartos. Se cree que fueron inventados con el propósito de medir la duración de las ceremonias religiosas en la Edad Media.

Por otro lado el primer motor de reloj conformado por pequeñas pesas fue creado en el siglo VIII en los Alpes suizos por un grupo de refugiados provenientes de Ginebra, que escapaba de las persecuciones religiosas. Asimismo en el siglo XV según un boceto del famoso artista italiano Leonardo Da Vinci, se inventó el motor de muelle que en 1641 sería de gran inspiración para el científico Galileo Galilei y que lo llevaría al descubrimiento de la oscilación y con ella crearía el característico reloj de péndulo.

Como último repaso en este breve texto sobre la historia del artefacto que consultamos en todo momento, el avance tecnológico del siglo XX ha sido un factor indispensable en el desarrollo industrial que nos ha permitido explotar nuestra creatividad en cuanto a diseño, practicidad, uso y comodidad. Es en esta última década donde el uso de elementos como el oro, la plata, los diamantes, el cristal, entre otros; han hecho que los relojes se vuelvan artículos de calidad y de colección.

En nuestra próxima subasta del Departamento de Joyería y Relojes presentamos una  colección especial de relojes de Nacional Monte de Piedad, donde podrás adquirir algunos de los modelos más emblemáticos que han caracterizado a nuestra década. Consulte nuestro catálogo.

LIBROS Y DOCUMENTOS

Estos son los lotes más destacados de nuestra próxima Subasta de Libros

El difícil paso del siglo XIX por nuestro país originó movimientos políticos y culturales de innegable huella en nuestros días. Carl Nebel fue un dibujante costumbrista que se dio a la tarea de plasmar en su obra The War Between The United States and Mexico (lote 32) uno de los episodios más oscuros de esta época de la historia mexicana, como lo fue la Intervención Norteamericana (1846 – 1848). Nebel captó la entrada del ejército invasor al primer cuadro de la Ciudad de México con la bandera del país norteamericano al fondo, ondeando en lo alto de Palacio Nacional.

La Segunda Intervención Francesa (1862 – 1867) en un inicio fue respaldada militarmente por el ejército de Napoleón III y tuvo como punto más álgido el establecimiento del Segundo Imperio Mexicano presidido por Maximiliano de Habsburgo. Los soldados que ayudaron al establecimiento del gobierno monárquico, dejaron testimonio de dicha expedición en México mediante certificados de buena conducta, hojas de servicio, condecoraciones, con los que se da muestra de las sangrientas batallas que se libraron entre ambos bandos (lotes: 91, 92, 95 y 99). 

El final del Segundo Imperio está rodeado de múltiples interpretaciones y controversias, en especial la entrega de la plaza de Querétaro por parte del Coronel de caballería Miguel López. Existen voces que lo tildan de traidor hacia Maximiliano, así como quien lo identifica como el medio por el cual se intentó tener una salida segura para el acorralado emperador. 

El lote 124 de nuestra próxima subasta se encuentra integrado por documentos pertenecientes al Coronel de Caballería de la Emperatriz, tales como la disposición sobre la reorganización del Ejército Imperial Mexicano que indica la formación del Regimiento de caballería, diferentes misivas, disposiciones y pendientes que se giraron durante la segunda mitad de 1866 y 1867.

En la sección de temática general destaca un poemario ilustrado por artistas como Julio  Ruelas, José Juan Tablada, Leandro Izaguirre, Roberto Montenegro, y con escritos de Amado Nervo Amado, Justo Sierra, Alejandro Quijano, Juan de Dios Peza, entre otros. (lote 312). Además incluimos en subasta una rara edición de la obra de Joaquín Bolaños, La Portentosa Vida de la Muerte, Emperatriz de los Sepulcros, Vengadora de los Agravios del Altísimo, y Muy Señora de la Humana Naturaleza (lote 309), obra que es considerada como “Una de las primeras obras en retratar la muerte en la literatura mexicana» y «La primer calavera en forma escrita».´

Subasta de Libros y Documentos de las Intervenciones en México
Martes 25 de febrero de 2020 | 6:00 p.m.
Cerro de Mayka 115, Lomas de Chapultepec

¡Consulte el catálogo digital de esta increíble subasta!

 ANTIGÜEDADES 

El inicio de José María Velasco en el arte

La pintura de paisaje está tan arraigada en los seres humanos que forma parte de nuestra historia y nuestra cultura. Este proceso racional en el cual el artista utiliza a la naturaleza como un medio de expresión comenzó a partir del siglo XIII. 

En México la pintura del paisaje refleja algo más que una bella imagen; es una representación de nuestros mitos y tradiciones, los cuales nos han posicionado como grandes referentes del paisajismo a nivel mundial.

Nacido en Temascalcingo, Estado de México en 1840, José María Velasco es considerado el mejor paisajista de nuestro país y uno de los mejores artistas plásticos del siglo XIX. La combinación del impresionismo francés y el estilo romántico son elementos característicos de sus pinturas, donde expresaba su habilidad por capturar escenas de la naturaleza mexicana, lo que años más tarde lo convertiría en el promotor de esta corriente artística. 

Sin embargo las razones que lo orillaron a convertirse en dicha figura plástica surgirían tras la muerte de su padre al poco tiempo de que su familia se mudara a la Ciudad de México. Este suceso trágico cambió su ritmo de vida, y se vio obligado a trabajar en una tienda de textiles para ayudar a la economía familiar, al mismo tiempo José María continuaba con sus estudios en el Colegio Lancasteriano. 

Durante esta época Velasco comenzó a sentir atracción por el dibujo, el cual lo llevaría a tomar clases de pintura en el turno nocturno que ofrecía la Academia de San Carlos de la escuela de Bellas Artes, mientras que por otro lado, durante el mediodía se dedicaba a la venta de rebozos. José María Velasco llamó la atención del artista y maestro italiano Eugenio Landesio, quien sería el causante en encaminarlo a la corriente del realismo y al arte del paisaje. Desafortunadamente pese a su esfuerzo por combinar diferentes actividades, su economía no estaba mejorando; sus problemas financieros lo orillaron a concursar en un certamen organizado por Landesio, su mentor y por el artista mexicano Santiago Rebull, cuyo premio consistía en una pensión. Por suerte Velasco ganó el concurso gracias a su famosa obra Ex Convento de San Agustín.

Poco a poco José María Velasco fue ganando fama por su participación en exposiciones nacionales e internacionales, becas, premios, medallas y el reconocimiento por sus retratos de personajes como Maximiliano de Habsburgo y Porfirio Díaz, pero sobretodo por exaltar la grandeza del territorio mexicano. 

En nuestra primer Subasta del año del Departamento de Antigüedades que se llevará a cabo el próximo miércoles 26 de febrero, tendremos una pieza del famoso paisajista mexicano José María Velasco. 

¡No se pierdan la oportunidad de adquirir una obra de uno de los mejores pintores de México!

Para más información de la subasta, visite mortonsubastas.com

ABIERTOS A CONSIGNACIÓN EN GUADALAJARA

Lo invitamos a consignar piezas en nuestra sucursal de Guadalajara este 12 y 13 de febrero de 9:30 a.m. a 6:30 p.m.

Nuestros especialistas de los departamentos de Antigüedades,  Arte Moderno, Libros y Documentos, Joyería y Relojes, Vinos y Artes Decorativas estarán recibiendo y valuando piezas para incluirlas en nuestras subastas.

Para previa cita, contacte a:

Stephanie Torres | Tel. (33) 36302325 | atorres@mortonsubastas.com

¡Las valuaciones no tienen costo!

Subasta de Relojes y Joyería de Nacional Monte de Piedad

Miércoles 19 de febrero de 2020 | Monte Athos 179, Lomas de Chapultepec | 6:00 p.m.

 

Les presentamos el catálogo digital de la Subasta de Relojes y Joyería de Nacional Monte de Piedad, donde podrán conocer las 308 piezas seleccionadas que les brindará un toque elegante a su vida.

Además, en la compra de cualquier pieza estarán apoyando las causas sociales de Nacional Monte de Piedad, en el que se donarán parte de las ganancias de esta subasta para apoyar a personas en condiciones de vulnerabilidad.

¡No se pierdan la oportunidad de adquirir algunos de estos exclusivos modelos de calidad!

¿Tienes alguna duda?: