Historias de un Coleccionista

Por Luis C. López Morton Z.

 Cómo deshacerse del arte robado

Me llega por correo electrónico un artículo interesante en el periódico The Art Newspaper de Ryah Pryor que se titula «Boomerang en los robos de arte: el arte robado que encuentra su camino de regreso» (Boomerang art thefts: the stolen art that finds its way back).

Chistopher Marinello en el artículo nos platica sus experiencias, es un experto en el tema de robos de arte y joyas, fundador de Art Recovery International, agencia especializada desde 2013 en recuperar obras, antigüedades y joyería, con oficinas en el Reino Unido y en los Estados Unidos, presume que su agencia ha resuelto y recuperado más de 500 millones de dólares en objetos de arte y joyería.

Después de que se realiza el robo de alguna obra, lo primero que los hampones van a querer hacer es vender lo robado nos dice Marinello. En la mayoría de los casos, los ladrones no tienen un conocimiento del mercado del arte y se encuentran que no es tan fácil vender arte robado, menciona que en muchas ocasiones las piezas que robaron vienen como colateral de algún otro objeto que realmente buscaban – por lo que no estaba dentro de sus planes el tener obras de arte dentro del botín – es entonces que encuentran que no es tan sencillo deshacerse de las obras robadas.

De esta primera reacción, intentar vender y no encontrar comprador viene un segundo intento, el tratar de pedir un rescate por la obra, en estos casos piensan que la aseguradora va a pagar inmediatamente y se encuentran que es bastante más complicado de lo que parece, las aseguradoras puede ser que no estén en ninguna posición de negociar; en México, la gran mayoría de colecciones, antigüedades y joyas no están aseguradas, todavía no tenemos esa cultura de hacerlo; aquí vuelve a comentar Marinello que si los autores del robo no van resolviendo de una manera rápida la venta o el rescate les entra una gran ansiedad y miedo de tener las obras y es un punto donde pueden llegar a tomar la decisión de destruir o abandonar la mercancía, ¡no es sencillo andar cuidando y escondiendo obras de arte!.

En otros casos, manteniendo la obra pueden tratar de utilizarla para negociar no ir a la cárcel o por lo menos intentar acordar un mejor trato. Por eso al final muchos las abandonan o devuelven.

Así hay historias interesantes, como es el que alguien regrese voluntariamente obras robadas por un sentido de culpabilidad, este es el caso de Hors Wächter, hijo de un general alemán de la SS que voluntariamente devolvió tres pinturas al Potocki Palace en Polonia en el año de 2017, tres obras que su mamá sustrajo del Museo Nacional de Cracovia en el año de 1939, su comentario al devolverlas fue: “…no lo hago por mi sino por mi madre…”.

Otra devolución que en los últimos días ha tenido mucha difusión en la prensa internacional es el hallazgo de una pintura del artista austriaco Gustav Klimt (1862-1918) se trata de: «Retrato de una Dama» (1916-17) que fue robado de la Galería de Arte Moderno Ricci Oddi en Piacenza (Italia) en 1997. El hallazgo de la obra lo hacen dos jardineros que al estar podando la hiedra del exterior de la misma galería donde fue sustraída la obra, encuentran una bolsa de plástico con una pintura dentro. La obra es muy importante y era muy buscada porque previo la exposición de 1997 de donde la robaron, resulta que un estudiante de artes descubrió que bajo el “Retrato de una Dama” había otro retrato pintado éste con el título de “Retrato de Dama Joven” también realizado por Klimt en 1912, del cual se había perdido su paradero.

Al encontrar los jardineros la pintura y hacerse pública la noticia, los ladrones enviaron una nota a un periódico local diciendo que …la habían devuelto como “Regalo a la Ciudad”… de esta obra eventualmente sabremos más. Un detalle importante de la pintura es que la valoran en unos 60 millones de euros.

Siguiendo con las historias, tenemos esta que a mí se me hace buena. Se trata de un óleo sobre tela con arenas, que lleva como título “Tres personajes” del pintor oaxaqueño Rufino Tamayo (1899-1991), una pintura de buen tamaño, de 1.30 x .97 mts.

En el año de 1977 un caballero compra para regalo de su esposa el óleo “Tres personajes” de Tamayo en una galería de Houston, Texas. En 1987 fue robada de una bodega donde estaba almacenada y de ahí ya no se supo nada de la pintura hasta que en 2003 la Sra. Elizabeth Gibson de Nueva York caminando por la calle 72 y Broadway ve una pintura entre dos botes de basura, le llama la atención, la revisa, le parece interesante sin saber nada de arte y se la lleva a su departamento (veinte minutos después pasó el camión recogiendo la basura de los botes). Ahí en su departamento la tuvo más de tres años buscando alguna referencia y un buen día cual va a ser su sorpresa que viendo la televisión en un capítulo del programa Antiques Road Show aparece la pintura que ella recogió, como robada.

En el año de 1977 un caballero compra para regalo de su esposa el óleo “Tres personajes” de Tamayo en una galería de Houston, Texas. En 1987 fue robada de una bodega donde estaba almacenada y de ahí ya no se supo nada de la pintura hasta que en 2003 la Sra. Elizabeth Gibson de Nueva York caminando por la calle 72 y Broadway ve una pintura entre dos botes de basura, le llama la atención, la revisa, le parece interesante sin saber nada de arte y se la lleva a su departamento (veinte minutos después pasó el camión recogiendo la basura de los botes). Ahí en su departamento la tuvo más de tres años buscando alguna referencia y un buen día cual va a ser su sorpresa que viendo la televisión en un capítulo del programa Antiques Road Show aparece la pintura que ella recogió, como robada.

De alguna manera la Sra. Gibson la devuelve a su dueño y éste la consigna para su venta en Sotheby’s Nueva York, la incluyen en la subasta de Arte Latinoamericano donde se vende en más de un millón de dólares. El propietario en agradecimiento le da un porcentaje de la venta a la Sra. Gibson además de $15,000 dólares.

Y por último, esta historia no tiene final feliz, se trata del atraco al Isabella Stewart Gardner Museum de Boston, Massachusetts.

Isabella Stewart Gardner (1840-1924) empezó coleccionando libros raros (primeras ediciones) y manuscritos, con el tiempo y después de la muerte de su único hijo de dos años, se dedicó en más forma a coleccionar otras cosas además de libros; es en Venecia que hace amistad con el famoso historiador de arte Bernard Berenson (1865-1969) quien la fue llevando de la mano en sus compras de obras de arte por toda Europa: pintura, escultura, tapices, artes decorativas, muebles, haciéndose de una colección muy importante que termina convirtiéndose en museo.

El museo comienza a construirse en el año 1899 terminándose en 1901. El edificio está imitando al Palazzo Barbaro en Venecia que pertenecía en esa época a una pareja de Boston, Daniel y Ariana Curtis, amigos de la Señora Stewart Gardner y al que fue invitada varias veces junto con expatriados y artistas americanos y británicos de la época.

El museo se inaugura en 1903 y la Sra. Stewart Gardner se muda a vivir en el cuarto piso, es ella la que se encarga de todos los detalles de cómo arreglar el museo. Muere en el año 1924 y deja la colección “…para la educación y disfrute del público para siempre…» con la condición de que no se compre ni se venda nada para la colección.

El robo sucede el 18 de marzo de 1990 (al día siguiente de la fiesta de San Patricio, santo muy celebrado en Boston). Dos individuos vestidos como policías después de amagar a los dos vigilantes del museo, que tenía muy poco equipo de personal, cámaras y alarmas de seguridad, se llevan 13 obras de la colección.

El hurto lo realizan en 81 minutos, se llevan el equivalente a más de 500 millones de dólares en obras de arte. Se roban una obra de Johannes Vermeer (1632-1673) «El Concierto», pintura que la Sra. Stewart había comprado en una subasta en París por el equivalente a seis mil dólares, esta obra es la más valiosa del atraco valuada en unos 250 millones de dólares; se llevan también un óleo de Rembrandt Harmenszoon Van Rijn (1606-1669) la única marina pintada por este artista, se trata de «La tormenta en el mar de Galilea», cinco dibujos de Edgar Degas (1834-1917), de Édouard Manet (1832-1883) un óleo y de Govaert Flink (1615-1660) un paisaje que en alguna época estuvo atribuido a Rembrandt (se cree que por eso se lo llevaron), y como capricho se llevan un final de bandera (Napoleónica) en forma de águila y un vaso Gu para beber vino de la dinastía Shang (no muy valioso).

Las pinturas las cortaron de los bastidores directamente, lo cual hace pensar que el robo era por encargo ya que dejaron obras más importantes como de Rapahael Sanzio (1483-1520), Sandro Botticelli (1445-1510), Miguel Angel Buonarroti (1475-1564) y de Tiziano (1490-1576).

Hasta la fecha no hay ningún rastro de dónde puedan estar estas obras, se ofrecieron rescates hasta por 10 millones de dólares, se investigó por todo Boston y nada. Sobre el tema hay una buena cantidad de libros escritos, documentales y artículos de revistas y periódicos y no hay ninguna noticia del paradero de las obras.

Yo he estado en este museo y visto como siguen los marcos colgados sin lienzo en el mismo lugar donde fueron cortados y extraídos, es estar en la sala del crimen. Y así van a estar los marcos vacíos en homenaje y guardando el lugar para cuando vuelvan las obras, es una sensación fuerte ver las salas así, creo que muchos estamos esperando que de alguna manera las obras regresen al museo, entre más tiempo pase más difícil que regresen pero nunca imposible, una gran curiosidad de saber la historia de qué fue lo realmente sucedido, esto solamente lo podrían platicar las pinturas robadas cuando aparezcan.

Círculo A

Círculo A es un proyecto independiente de los artistas Fernanda Mejía y Miguel Rodríguez Sepúlveda que impulsa la creación de las artes visuales en Latinoamérica, ayudando a los artistas e investigadores de todo el mundo de habla hispana a encontrar convocatorias y oportunidades para promover y difundir sus obras.

Fundada en 2013, Círculo A tiene un alcance de más de 250,000 artistas seguidores de todo el mundo que se benefician de la información que difunde de forma gratuita.

De lo recabado de la venta de las tres obras presentadas en esta sección de Esto es Ahora Subasta de Arte Contemporáneo, se destinará un porcentaje para cubrir para de la operación y mantenimiento del proyecto.

Círculo A opera de forma completamente autónoma y sin ayuda de alguna institución, por lo que mantiene una campaña de crowdfunding en Patreon abierta permanentemente para recaudar fondos y poder financiar la labor que realiza. Piedes sumarte en www.patreon.com/CirculoA .

“Los tres artistas cuyas obras han sido seleccionadas en pro de Círculo A: Ricardo Atl, Roy Meuwissen y Miguel Rodríguez Sepúlveda, han investigado los efectos del crimen organizado en México, generando cuerpos de obra crítica y con evidente intención político-social. Desde los orígenes en décadas pasadas de movimientos sociales que continúan en la actualidad hasta los recientes asesinatos de periodistas, activistas culturales, mujeres y niñas; el diálogo entre las tres obras ofrece una sombría radiografía del estado actual del país. En momentos donde el clima mediático de sensacionalización normaliza la violencia-espectáculo, estas obras cobran aún más importancia e invitan a una reflexión más profunda del uso y circulación de las imágenes en nuestra sociedad. Su sobria estética y la parquedad de recursos visuales subrayan, así, su potencia discursiva”. Bárbara Perea.

5 de mayo | 6:00 p.m. | Monte Athos 179, Lomas de Chapultepec | catálogo digital en mortonsubastas.com

Plata Virreinal

En una etapa muy temprana del Virreinato, hacia 1535, se fundó la Casa de Moneda de la Nueva España para tener el control del buen empleo de los metales, entre ellos se encontraba la plata. Con este material se elaboraban, por un lado objetos usuales como medallones, marcos, vajillas, candeleros, lámparas, entre otros. Por otra parte, se realizaban artículos religiosos como navetas, incensarios, cruces procesionales, custodias, cálices, artículos para figuras religiosas, conchas y benditeros.

Para finales del siglo XVI, se conformó un gremio para los talleres dedicados al trabajo de este preciado material. Asimismo, por esa época, se asignó una zona exclusiva del centro de la Ciudad de México para que se establecieran los plateros. La legislación de las prácticas en torno a la platería fue muy precisa y reguló tanto el pago del impuesto fiscal, como los procesos de revisión por parte de la Corona. Todos los maestros o autores de cada pieza estaban obligados a tener un sello para fijar en sus creaciones, por lo general una abreviatura de su nombre. Además, era necesario estampar la marca de localidad donde se elaboró la pieza, junto con el quinto real que certificaba el pago del gravamen para el Rey y, por último, el sello del ensayador mayor, encargado de validar las características del metal.

Debido a que la plata ha mantenido el carácter de un bien económico a lo largo de la historia, se ha utilizado como moneda de canje de acuerdo con las necesidades de sus dueños. De ahí que cada pieza cambiara de propietario en numerosas ocasiones, o bien, se fundiera nuevamente en algún punto. En la actualidad se conservan pocas piezas de plata novohispanas en acervos museísticos y privados.

Por otra parte, la platería fue un mercado pilar de la economía en México, por lo que el movimiento independentista le trajo afectaciones. Las nuevas condiciones del país, primero impuestas por la guerra y luego por los gobiernos entrantes, provocaron que la producción de plata decayera y que la estructura que se había diseñado para su elaboración y revisión cambiará sustancialmente en épocas posteriores.

La Colección Backal alberga diseños de los autores más reconocidos (José María Rodallega, Antonia Caamaño, Miguel Guerra y Francisco de Peña Roja), también por los ensayadores mayores activos entre el siglo XVI y principios del XIX (Antonio Forcada y la Plaza Cayetano Buitrón, José Antonio Lince y González y Joaquín Dávila). Además de mostrarnos las ejecuciones de los estilos decorativos, estos objetos nos proporcionan datos históricos sobre las dinámicas en torno a la platería en México.

12 de mayo | 6:00 p.m. | Monte Athos 179, Lomas de Chapultepec | catálogo digital en mortonsubastas.com

Subasta de Relojes y Joyería de Nacional Monte de Piedad

Morton Subastas se complace en invitarlos nuevamente a contribuir para una causa filantrópica, mediante la participación en la subasta de Joyería y Relojes de Nacional Monte de Piedad del mes de abril, donde podrá encontrar una gama importante de joyería, con diseños variados de anillos, pulseras collares y gargantillas, elaboradas en metales preciosos y algunos aderezados con gemas como diamantes, esmeraldas, rubíes y zafiros.

Asimismo, en esta subasta sobresale un singular lote de la reconocida firma Madrileña Carrera y Carrera, marcado con el número 215 de la colección círculos de fuego, un exquisito, impresionante y mágico juego de gargantilla, pendiente, anillo y par de aretes, que conjugan la elegancia de las mini-esculturas de dragones en oro de 18K sobre las placas de ónices.

En la sección de relojería, destaca el reloj Big Bang One Click Calavera Catrina de la prestigiada casa Hublot, en edición limitada 03/50 y elaborado en oro rosa titanio, fue creado para conmemorar el día de muertos en nuestro país. También encontrará a su disposición otras finas y elegantes piezas de las prestigiosas marcas relojeras Cartier, Rolex, Girard – Perregaux, Zenith, Breitling, Chronoswiss, Baume & Mercier, DeWitt, Omega, Sandoz y Artya entre otras.

6 de mayo | 6:00 p.m. | Monte Athos 179, Lomas de Chapultepec | catálogo digital en mortonsubastas.com

Château Paulet y la Casa de Cristal Lalique

Château Paulet, ahora propiedad de su presidente Jean- Pierre Cointreau, es una de las casas de Cognac más antiguas. El decantador de Cristal Lalique, además de ser una edición limitada, es todo un espectáculo en sí mismo pues fue diseñado especialmente para este Cognac por la casa de cristal Lalique.

La casa de cristal Lalique fue inaugurada en 1921 por René Jules Lalique quien fue un maestro vidriero y joyero francés. Tuvo un gran reconocimiento por sus originales creaciones de joyas, botellas de perfume, vasos, candelabros, relojes y ahora también por participar y colaborar con distintas marcas de licores para la creación de sus botellas, dentro del estilo modernista. La fábrica Lalique ha quedado asociado a la creatividad y la calidad con diseños tanto fastuosos como discretos.

Un gran admirador y coleccionista de la obra de Lalique fue Calouste Gulbenkian, empresario petrolífero de origen armenio radicado en Portugal, que creó el Museo Calouste Gulbenkian en Lisboa donde se exhibe gran parte de la obra de René Lalique.

26 de mayo | 6:00 p.m. | Monte Athos 179, Lomas de Chapultepec | catálogo digital en mortonsubastas.com

Subasta de Pintura, Dibujo y Escultura

Quienes vivimos rodeados de arte nos encontramos posibilidades de conocimiento cada día, muchas veces no logramos conversar con la persona detrás de la obra, sin embargo esta obra se vuelve en sí misma un ente atemporal y perpetuo con el que podemos dialogar, en el que podemos ver reflejado nuestro sentir y que puede brindarnos una experiencia estética que alimente nuestro día a día. El catálogo que tiene en sus manos cuenta con 239 lotes que dan idea de lo diversas que pueden ser la soluciones de un creador al plantear una obra de arte, distinto como el rumbo que puede tomar la selección de cada coleccionista.

En la Subasta de Pintura, Escultura y Dibujo que se realizará el próximo miércoles 29 de abril podrá encontrar opciones que van desde las totalmente abstractas en las obras de Manuel Felguérez, Ricardo Mazal, Mathias Goeritz o Leonardo Nierman, hasta paisajes realizados con gran rigurosidad técnica como son los de Luis Nishizawa y Guillermo Gómez Mayorga. En México tenemos una fascinación con las imágenes surrealistas y las concebidas por Sofía Bassi y Mario Martín del Campo son imperdibles, hay algo que también nos caracteriza y es nuestro sentido del humor, las imágenes desenfadadas de las obras de Francisco Ochoa y Abel Quezada, autor de la portada, dan fe de eso, llenas de detalles por descubrir si convivieramos con ellas en nuestra cotidianidad.

Las subastas permiten descubrir a artistas que no es común encontrar en el mercado, en esta ocasión lo invitamos a conocer la vida y obra de artistas como Jose-Maria Cundin, María Asunción Raventós y Palle Seiersen Frost, entre muchos otros, tesoros que realmente vale la pena admirar.

Esta subasta es la oportunidad de conocer arte que quizá una bola de cristal no le puede develar, pero cuyo hallazgo será benéfico para su colección y su vida. Le recordamos que si requiere apoyo de nuestras especialistas, contamos con el servicio de asesoría en arte, nos dará gusto hacerle llegar la información complementaria de cualquiera de los lotes.

21 de mayo | 6:00 p.m. | Monte Athos 179, Lomas de Chapultepec | catálogo digital en mortonsubastas.com

Arte y Arquitectura sin salir de casa

Morton Subastas tiene el placer de invitarlos a su primer curso en línea. A través de tres charlas de la mano de dos especialistas en Historia del Arte, Literatura y Arquitectura aderezadas con amenas anécdotas, conoceremos la historia de varios monumentos destacados de la arquitectura de transición entre los siglos XIX al XX, admiraremos algunas de las obras más importantes del museo de Louvre y finalizaremos con las apasionantes vidas de algunas de las mujeres más destacadas que forjaron la historia de la Francia decimonónica, dejando una indiscutible huella ya sea en la literatura, las artes y en la sociedad.

El curso estará dividido en tres charlas, en la que se impartirá una plática por día a partir del martes 28, miércoles 29 y jueves 30 de abril de 5:00 p.m. a 7:00 p.m. Cada plática tendrá una duración de dos horas.

Charla I
Tesoros del Louvre
De los primitivos italianos al Romanticismo francés

Charla II
Arquitectura en la transición del XIX al XX:
De los historicismos a la negación de la Historia

Charla III
Grandes figuras femeninas en la Francia del siglo XIX

Para más información del curso en línea, visita mortonsubastas.com

¿Tienes alguna duda?: