Historias de un Coleccionista

Por Luis C. López Morton Z.

 Cuento Negro (2)

Hace un par de años comí con mi hijo Andrés y Héctor Hachmeister en Casa Merlos, establecimiento fundado en 1970 dedicado a preservar la cocina poblana del siglo XVIII. Héctor es cliente y amigo nuestro, especialista en numismática mexicana.

Hachmeister se dedicó más de tres décadas al comercio de monedas antiguas, esto lo hizo viajar por todo el mundo persiguiendo macuquinas, Carlos & Juana de un cuarto, medio, uno, dos y tres reales*. En su búsqueda vivió notables aventuras, las que evoca con pasión; siendo tan notable conversador que, en ocasiones, lo tenemos que interrumpir para que guarde silencio, y coma sin que se le enfríe el platillo. Como decimos popularmente “se pica” platicando cada anécdota.

Ese día en Casa Merlos ordenamos chalupas, mole, totopostes**, arroz rojo, todo acompañado de tequilas, cervezas y la charla de Héctor, quien nos convidó una estancia en Vietnam rastreando esos metales acuñados en forma de disco que nos hipnotizan.

La plática continuó y en un santiamén olvidó la calderilla para ocuparse de la Carrera Panamericana. El padre de nuestro interlocutor, Enrique Hachmeister, participó en la primera edición (1950) a bordo de un Oldsmobile en el que se estrelló y murió. Tan trágico accidente fue la primera fatalidad de esa famosa corrida y ocurrió cuando Héctor apenas contaba con cinco años de edad.

Terminamos de comer y salimos los tres del restaurante rumbo a mi casa para revisar unos libros. Llegando nos dirigimos a la biblioteca, la conversación saltaba de un tema a otro.  Ya revisando los volúmenes recordé que había comprado en una librería de viejo un ejemplar sobre dicha competencia. Fui a buscarlo y se lo mostré a Hachmeister quien lo empezó a hojear, por un momento se quedó muy serio viendo una página y balbuceó que su papá no se impactó en un Oldsmobile sino en un Lincoln… [la base de datos Motorsport Memorial lo identifica así con número 112: http://www.motorsportmemorial.org/focus.php?db=ct&n=3223]. No entendimos, entonces, el comentario.

Supimos a qué se refería cuando nos mostró la imagen del libro que señalaba: “la única fatalidad de la carrera de 1950 ocurrió a 19 millas de Ciudad Juárez cuando Enrique Hachmeister chocó después de perder el control de su Lincoln 1949 en un paso a desnivel”. La fotografía en blanco y negro tomada por Jack Cansler muestra el vehículo desde la parte trasera rodeado por una treintena de curiosos, se ve el techo con un gran golpe, la cajuela  semiabierta con la palabra “Guatemala” escrita en letras blancas y la puerta trasera del lado derecho abierta y en la que se lee “República de Guatemala”. En efecto su padre, ciudadano de esa nación hermana, corría patrocinado por ese gobierno centroamericano.

Coincidencias de la vida, la conversación en Casa Merlos acerca de la Carrera Panamericana y el que yo hubiera comprado el libro unos días antes hizo que Héctor se enterara con más detalle de la muerte de su progenitor y no sólo eso sino observar las imágenes del siniestro. Hace unos días que nos volvimos a encontrar con Héctor le regalé el volumen donde aparece la fotografía, no sé por qué en esa ocasión no se lo entregué. Se trata de un material difícil de conseguir titulado Carrera Panamericana, History of the Mexican Road Race 1950-1954 por Daryl E. Murphy, con el sello editorial Motorbooks International.

Meses más tarde encontré en una tienda distinta otra obra dedicada a la misma competencia, de la autoría de Adriano Cimarosti (Automobilia, 1987) con texto en italiano, francés e inglés (no en español), donde aparece también el registro de Cansler del coche destruido de Enrique Hachmeister.

La Carrera Panamericana en esta primera versión se corrió entre 1950 y 1954, cancelándose por la presión que recibió el gobierno de la Iglesia por la cantidad de decesos que se registraban cada año. Curioso que, en el libro de Murphy, el pie de foto del choque de Hachmeister dice “…que la única fatalidad de la carrera…” pero el autor del libro en el epílogo al que titula Postmortem habla de lo peligroso que era este evento y da las cifras de muertos durante los cinco años que se corrió, fueron 26 los decesos, la mayoría de espectadores; en la primera carrera (1950) hubo 4 muertos, dos competidores (Enrique Hachmeister y el peruano Jesús Reyes Molina) y dos espectadores (Juan Altamirano, un niño de 4 años de edad, atropellado al atravesarse al automóvil de Jesús Valezzi antes de que iniciara la primera etapa; y Tomasa López arrollada por el carro de Eddie Sollohub), por lo que el papá de nuestro amigo no fue el único.

Nunca sabemos las sorpresas que podemos encontrar sin pretenderlo.

*En la Nueva España las monedas que inauguraron la ceca del Virreinato se acuñaron con un diseño gótico y rudimentario, en modalidad manual “a martillo”, de 1536 a 1572. Son de dos tipos: “sin agua” hasta 1542 y “con agua” hasta 1572; la diferencia radicaba en el dibujo del reverso, unas orlas en la parte inferior. La serie se denomina Carlos & Juana, por el emperador Habsburgo y su madre conocida como “la Loca”.

**El Diccionario enciclopédico de la gastronomía mexicana Larousse apunta: “Del náhuatl totopotza, tostar o asar. Tortilla muy delgada de unos 30 cm de diámetro, o más, que se prepara con maíz mezclado con manteca de cerdo. Se come fría o caliente: cuando está fría es crujiente y al calentarse se suaviza. Se debe tener cuidado al calentarla, pues se quema con facilidad. Es típica de Tabasco y Chiapas. Hay muchas variantes, como el totoposte de chicharrón, que lleva en su masa asientos de chicharrón. En Tabasco se registran otras variedades donde la masa se mezcla con diferentes ingredientes. Así, hay de coco, de frijol, de camote y también de manteca de res. En Guanajuato es una tortilla dorada de masa fina que se come como galleta y para acompañar otros alimentos como los frijoles refritos. En Jalisco se elaboran las raspadas, que son similares a las anteriores. En la región de Los Tuxtlas, Veracruz, se confecciona el totoposte de viento, una tortilla mucho más delgada cuyo grosor se consigue raspando la tortilla con un pedazo de jícara cuando ya está en el comal. También conocido como pachol”.

Recorrido virtual de la Subasta de Pintura, Dibujo y Escultura. Incluye Colección de la Biblioteca Backal y Colección Graciela Romandía

En este recorrido virtual Fernanda Serrano, especialista del Departamento de Arte Moderno y Contemporáneo nos platica sobre las dos colecciones que forman parte de la Subasta de Pintura, Dibujo y Escultura, en la que ponemos a su disposición obras de algunos de los mejores maestros plásticos de la esfera artística de nuestro país y el mundo.

Subasta en vivo a puerta cerrada (sin público), con un subastador conduciéndola | Jueves 27 de agosto | 6:00 p.m. |  Catálogo digital | Participe por ofertas telefónicas o en ausencia, envíe un correo electrónico indicando el lote de su interés a: ofertasenausencia@mortonsubastas.com | Participe en línea | Conozca paso a paso cómo participar en línea

Francisco Toledo – Breitling Chronomat 44 Special Edition

La unión de una buena causa y un excelente producto hacen de esta edición especial una pieza única.

Francisco Toledo, uno de los artista plástico más reconocido del país apoyó un proyecto educativo para los niños de Oaxaca mediante la colaboración con Breitling y una edición especial del reloj Chronomat 44.

El artista diseñó un grabado exclusivo alusivo al poema de Charles Pierre Baudelaire “L’Horloge”:

Remember! Souviens-toi! prodigue! Esto memor!
(Mon gosier de métal parle toutes les langues.)
Les minutes, mortel folâtre, sont des gangues
Qu’il ne faut pas lâcher sans en extraire l’or!

Breitling plasmó el diseño en la tapa del reloj modelo Chronomat 44, que conmemoraba además su 30 aniversario de haber salido al mercado.

El Breitling Chronomat 44 “Edición Limitada Francisco Toledo – México” es una edición especial de 100 piezas numeradas, sometidas a pruebas del Control Oficial Suizo de Cronómetros, con un grabado diseñado por el Maestro Toledo que le da  un toque único. En Morton Subastas encontrará el ejemplar 14/100.

Con sus 44 mm de diámetro, bisel giratorio, graduación taquimétrica, fechador y cronógrafo, el reloj edición limitada exclusiva para México es la perfección, lujo, precisión, potencia, arte y fuerza en su máxima expresión.

Lote 138 | Subasta de Joyería y Relojes | Subasta en vivo a puerta cerrada (sin público), con un subastador conduciéndola | Jueves 26 de agosto | 6:00 p.m. |  Catálogo digital | Participe por ofertas telefónicas o en ausencia, envíe un correo electrónico indicando el lote de su interés a: ofertasenausencia@mortonsubastas.com | Participe en línea | Conozca paso a paso cómo participar en línea

La técnica del esmalte alveolado o cloisonné en las Subastas de Oportunidades en línea de tiempo determinado

La técnica del esmalte alveolado o cloisonné es una de las más coloridas y atractivas en las artes decorativas. Su nombre proviene de la palabra cloisons en francés, refiriéndose a los alvéolos o compartimentos con los que se va formando la decoración. Esta técnica data desde la época del imperio Bizantino, cuando la temática decorativa era, en su mayoría, religiosa y para joyería. En el siglo XIV, este método llegó a China, donde adquirió gran popularidad llegando a su punto más alto durante la dinastía Ming.

En la antigüedad los objetos elaborados con esta técnica eran joyas, armas o prendedores para ropa; sin embargo, conforme su popularidad fue en aumento se comenzaron a elaborar objetos de todo tipo como jarrones, centros de mesa, figuras decorativas de animales e incluso relojes, convirtiéndose en piezas de  estatus.

El proceso de fabricación consiste en elaborar la estructura de la pieza en cobre, latón o algún otro metal soldando sobre estos hilos de este mismo material, y formando a su vez alvéolos, los cuales se rellenan con esmaltes de diferentes colores. El esmalte es preparado como una especie de pasta que al final del proceso se tiene que cocer a altas temperaturas en un horno; este proceso se tiene repetir hasta que los alvéolos queden llenos a la altura de los hilos de metal.

Los objetos elaborados en esta técnica han sido muy populares en el mercado, siendo parte de las piezas que se comerciaban en la Ruta de la Seda. En 1893  obtuvieron el primer premio en la Exposición Universal de Chicago y en la de Panamá de 1915.

En nuestras Subastas de Oportunidades en línea de tiempo determinado ponemos a su disposición algunas piezas en esta técnica.

Subasta de Oportunidades 1053 | Subasta en línea de tiempo determinado | Disponible hasta el 22 de agosto | Catálogo digital | Participe en Línea | Conozca paso a paso cómo participar en línea

Subasta de Libros y Documentos sobre la Independencia de México, el Primer Imperio y la Primera República. Incluye Historia de México, Exploradores, Viajeros y Mapas

El mes de septiembre se encuentra lleno de significaciones ideológicas e históricas en el contexto mexicano, se conmemora el triunfo de una lucha sin tregua por la libertad de un pueblo. Una lucha que se convirtió en el legado para su desenvolvimiento político, pero también crecimiento humano, pues no sólo tuvo por objetivo construir una república, sino también lograr que sus habitantes gozaran de derechos básicos. Morton Subastas se complace en presentar la “Subasta de Libros y Documentos sobre la Independencia de México, el Primer Imperio y la Primera República. Incluye Historia de México, Exploradores, Viajeros y Mapas” en la que se reúnen una gran cantidad de libros y documentos históricos relevantes para comprender de una manera más completa las causas, el desarrollo y las consecuencias del movimiento independentista en México.

Es importante mencionar el lote 80 “Edicto en contra de las Proclamas de José Bonaparte y el Folleto Avisos, Exhortaciones de un Criollo Español”, pues trata sobre un tema antecedente a la lucha por la Independencia de México. Las manifestaciones contra la intervención francesa en España y en apoyo a Fernando VII como nuevo gobernante se tornaron en una exigencia nacionalista. Se hizo a un lado la preferencia ante el yugo español o el francés, para dar paso a la lucha por un país independiente. Ante esta situación, surgieron líderes que llevaron de la mano al país hacia su objetivo, tales como Miguel Hidalgo y Costilla (véase lotes 69 y 77), José María Morelos y Pavón (lotes 95 y 101), Agustín de Iturbide (lotes 99, 107, 119, 123 y 132), Vicente Guerrero (lote 160), Francisco Xavier Mina (lote 102), entre otros.

No menos importantes son las partes de batalla de los miembros del ejército realista quienes intentaban mantener el estilo de vida en el que un ser humano era un objeto con valor monetario (véase los lotes 154 y 155) y los aristócratas gozaban de diversos privilegios. El lote 90 reúne testimonios relevantes, enfocados en las victorias y el avance realista frente al pueblo que luchaba en favor de la Independencia: Pedro Celestino Negrete y Manuel del Río se encargaron de librar batallas en contra de Miguel Gallaga, El Lego, sobrino de Miguel Hidalgo; Félix María Calleja persiguió incansablemente a Ignacio López Rayón para evitar que su plan, al establecer la Junta de Zitácuaro, tuviera un curso favorable, al respecto, el texto de Carlos María de Bustamante en el lote 89, nos ofrece una impecable y detallada narración; así también, se incluye un bando que da noticia sobre la captura de José Antonio Torres “El Amo”, sentenciado a la horca un mes después.

La Junta de Zitácuaro contó con la participación de José María Morelos, José María Liceaga y José María Cos, este último fue una figura relevante en la lucha como se evidencia en los documentos reunidos en el lote 101. Aunque por un breve periodo, Francisco Javier Mina también tuvo una fuerte presencia dentro del movimiento, lamentablemente, a poco tiempo de su llegada a México fue capturado y ejecutado; en el lote 102 se encuentra un documento rubricado por el mismo Mina y publicado a dos meses de su muerte, narrando parte del combate en el Fuerte del Sombrero contra las fuerzas realistas del mariscal Pascual Liñán.

Después de un sinfín de sangrientas batallas, en el lote 114, “Acta de Independencia del Imperio”, se vislumbra el inicio de una nueva etapa, pues si bien Iturbide se convirtió en emperador (véase lote 128). Tras el breve Imperio de Agustín de Iturbide, en noviembre de 1823, se reunió el Segundo Congreso Constituyente en el antiguo templo de San Pedro y San Pablo para elaborar el Acta Constitutiva de la Federación publicada el 31 de enero de 1824. A partir de ese momento el Congreso, de tendencias republicanas y anti-imperialistas, dictó las bases legales necesarias para anular el Imperio el 8 de abril de 1823, así como para declarar insubsistentes el Plan de Iguala y los Tratados de Córdoba en cuanto a la forma de gobierno que establecían (véase lote 145). No pasó mucho tiempo antes de ver al primer presidente de México en su constitución como una república (véase su nombramiento en el lote 147).

Además, la subasta cuenta con piezas sobre ciencias exactas y sociales, exploradores y viajeros, planos, mapas y vistas, religión, así como literatura, bibliografía y arte, con lo que enriquece la gran variedad en el horizonte de estudios interdisciplinarios no sólo sobre México, sino del mundo

Subasta en vivo a puerta cerrada (sin público), con un subastador conduciéndola | Martes 8 de septiembre | 5:00 p.m. |  Catálogo digital | Participe por ofertas telefónicas o en ausencia, envíe un correo electrónico indicando el lote de su interés a: ofertasenausencia@mortonsubastas.com | Participe en línea | Conozca paso a paso cómo participar en línea

Subasta en preparación

Arte Latinoamericano

A lo largo de estos diez años, la Subasta de Arte Latinoamericano ha reunido obras de importantes autores, permitiéndonos ser testigos de una parte fundamental de la historia del arte de nuestro continente.

La consignación de nuestra Subasta de Arte Latinoamericano de aniversario está abierta y usted puede ser parte de ella. Buscamos obras de autores como David Alfaro Siqueiros, Joaquín Torres García, Lilia Carrillo, Diego Rivera, Remedios Varo, Carlos Cruz Diez, Leonora Carrington, Wifredo Lam, José Clemente Orozco y muchos más.

La fecha límite es el próximo viernes 28 de agosto. Envíe fotografías así como la información de sus piezas al correo electrónico cinfante@mortonsubastas.com y o bien concerte una cita y nuestras especialistas las valuarán sin costo para venta en subasta.

¡Consigne con nosotros! 

Francisco Corzas
Trashumante tres
Firmado y fechado 1977
Óleo sobre tela
200 x 298 cm

Vendido en $6,160,000 MXN
El  precio incluye la comisión de la casa de subastas

Chucho Reyes, Fiesta de Color

Jesús «Chucho» Reyes Ferreira (Guadalajara, Jalisco, 1880 – 1997), hombre sabio, cósmico, sutilmente refinado, de espíritu jovial.

De niño vivió en una casa típica de su época: con portón, patio central, pasillo, barandales y floridas macetas, en un ambiente familiar provinciano, respirando la cultura y el vibrante arte de este nuestro bullicioso pueblo, cuyos colores alucinantes y mágicos circulan orgullosos por su sangre, dejándolos plasmados en balanceada armonía con seres de gracia y belleza exquisita.

La costa de Jalisco recibía la constante visita de los Galeones de Manila que por 250 años procedentes de Filipinas traían exuberantes mercaderías que impregnaron su obra usando como tradición el papel delgado de la China, el cual usó primeramente para envolver sus ventas de anticuario y que fue decorando paulatinamente hasta plasmar con su colorido e idea del espacio, una nueva era en la arquitectura, el color, el arte y el diseño en nuestro muy querido México.

Este bello y colorido papel “de China” fue el campo de sus victoriosas batallas creativas y artísticas, “embarrándolo” con anilinas y temples, colores “payos” comprados en la miscelánea de la esquina.

En los años 30, establecido en su casa en la calle de Milán en la Ciudad de México, creó ahí un novedoso juego de volumen y espacio, mezclando armónicamente luz y color con gran sencillez y refinamiento. Esa casa se convertiría en un culto remanso, campo de acción, lugar de reunión e inspiración de toda una generación con curiosa sensibilidad, meca de su época; desde los grandes Diego, Frida, Paz, Soriano, Miriam Kaiser, Tamayo, Chagall, Jorge Enciso, María Izquierdo, la Marcova; hasta amigos habituales y cualquier visitante que buscara un remanso de buena plática, cultura y color; algunos habituales como Pollock y Arnaldo Coen se reunían a ver e intercambiar un nuevo concepto del color y el espacio, como lo apuntó Luis Barragán al recibir el premio Pritzker de Arquitectura.

«Lo Bello, es lo que a mí me gusta» decía Chucho sobre la vida, y su enorme y vasta colección de arte y antigüedades, tarea de conocimiento espiritual, material y sensitivo, entrelazando entre todas sus obras a su mundo interior, privado y misterioso, con su otro yo exterior de complejas vivencias en el que nuestra percepción y sensibilidad enfrenta las vicisitudes de un religioso destino, de una cambiante fortuna, y de un erotismo entrelazado con alegría a su amiga, la mismísima muerte.

Rodrigo Rivero Lake

Subasta de Obra y Bienes de Chucho Reyes de la Colección de Rodrigo Rivero Lake | Subasta en línea de tiempo determinado del 26 de agosto al 9 de septiembre | Próximamente catálogo digital disponible en mortonsubastas.com

¿Tienes alguna duda?: