Francia en el siglo XIX era el centro de las artes al ser el mayor exponente de Artes Decorativas. Durante este siglo, se generaron diversos movimientos artísticos que lograron una gran propagación. Sin embargo, el país presentó varios momentos difíciles política y socialmente hablando, como la guerra con Prusia y la Comuna. Estos conflictos hicieron que Francia perdiera reconocimiento internacional, por lo que se deseaba realizar la feria de arte universal más grande que se hubiera visto. Esto comenzó con la exposición de 1889 y siguió con la de 1900. La exposición de 1900 fue un evento de suma importancia por el hecho de que fue la primera del nuevo siglo. A demás, se organizaron los juegos olímpicos durante la feria. Los juegos Olímpicos de 1900, fueron los segundos de la época moderna.

París demostró su gran auge no sólo con la exposición y los juegos olímpicos, también lo logró por medio de iluminar la ciudad con luz eléctrica y competir en tecnología contra Estados Unidos. Emile Loubet fue el presidente que inauguró la exposición el 15 de abril. Para ese entonces, Francia ya tenía un gobierno estable. La exposición fue un evento que necesitó mucho tiempo de preparación ya que se construyeron grandes obras como avenidas, metro, edificios y monumentos. Algunos fueron demolidos, pero otros se conservaron como parte de la nueva ciudad moderna.

La exposición universal de París fue un parteaguas para las artes decorativas y las artes en general. En Morton Subastas podrán encontrar piezas que tienen toda la carga histórica de este gran acontecimiento.