La decisión de llevar una vida de oración dedicada al amor y alabanza de Cristo llevó y sigue llevando a muchas mujeres a pasar sus días entre las altas paredes de un claustro, templos sigilosos que celosos resguardan una vida religiosa y muchos de ellos además, construcciones majestuosas.

Durante la época Virreinal, los mantos, tocas, escapularios y velos fueron básicos en los sobrios hábitos. Otra parte importante de los mismos eran los medallones, conocidos también como insignias o escudos, que portaban algunas religiosas en el pecho, como las monjas Concepcionistas y las Jerónimas. El escudo funcionaba como guardián del corazón de las mujeres que habitaban los conventos, símbolo de protección de su pureza ante las vanidades mundanas del exterior y representación de su promesa fiel y su compromiso con Dios.

Elaborados en materiales como carey, lámina de cobre o marfil y muchas veces pintados por importantes artistas, llegaron a ser un género de arte devocional que tuvo su auge en los siglos XVII y XVIII. Sobre placas ovaladas o redondas, se pintaban al óleo escenas bíblicas, vidas de santos o representaciones de la Virgen María, que además de su función simbólica, sumaban belleza y dignidad al hábito en ceremonias especiales.

En esta subasta podrá encontrar tres bellos medallones pintados en óleo sobre lámina con marco de carey, uno de ellos realizado por uno de los artistas más activos y representativos de la escena pictórica de la Ciudad de México durante la segunda mitad del Siglo XVIII fue José de Alcíbar, Alcíbar fue uno de los miembros fundadores de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, que se inauguró en 1784. Algunas de sus principales obras fueron la Adoración de los Reyes de la sacristía del templo de San Marcos en Aguascalientes, y el retrato de Sor María Ignacia de la Sangre de Cristo que se conserva en el Museo Nacional de Historia.

Por su singular belleza e importancia simbólica y cultural, estas piezas buscan un lugar clave en las mejores colecciones y un espacio digno donde puedan proteger los secretos que guardan. Lo invitamos a estar al pendiente de nuestras redes sociales y nuestro sitio web donde pronto habrá más información sobre esta primera subasta de antigüedades del 2019.